La depresión – TrndyGirls.com

La depresión

 

Ha finalizado el verano, los días son más cortos, menos horas de luz, menor actividad al aire libre. Es un momento del año en que se inician más procesos de depresión.

La depresión es una enfermedad o trastorno mental. Sus rasgos son:  la falta de ilusión y el desinterés, manifestándose un estado de tristeza general, decaimiento anímico y baja autoestima. Afecta a toda índole de personas en su esfera personal, laboral y social.

Si bien hemos de recomendar depositar la confianza en un psicólogo para tratar esta afectación, recientemente el doctor Nicolás Moreno, psicólogo clínico, propone un decálogo para superar esa etapa de desánimo y pérdida de interés:

ACTIVACION: Es prioritario realizar actividades que te hagan sentir bien. Una idea puede ser reemprender aquellas cosas que te gustaban en otros tiempos, así cocinar, clases de idiomas, hacer deporte, etc.

TENER PENSAMIENTOS POSITIVOS: Identificar los pensamientos negativos y aprender a sustituirlos por otros que tengan carácter realista y positivo.

TRABAJAR LA AUTOESTIMA: Este es un gran pilar. Con un buen nivel de ella es casi imposible se desarrolle la depresión. No debes atacarte con pensamientos críticos, te has de otorgar el valor que tienes por el mero hecho de ser persona.

APRENDER A RELAJARNOS: Gran clave, basada en destensar músculos y mente. Con el cuerpo relajado la aptitud psicológica es más serena y los pensamientos son menos negativos, obsesivos o rígidos.

EJERCITAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL: Distinguir y aceptar los estados emocionales. Controlar aquellas fases de tristeza y de ansiedad para que esas emociones no te afecten en demasía,  con el objetivo de tener buena capacidad de autocontrol.

AFRONTAR LAS SITUACIONES: Todo objetivo que suponga temor será evitado por definición, la depresión se alimenta de “evitar”. Afrontar la evitación es otra gran clave. Pensamos que la evitación nos protege a corto de no experimentar miedo, pero a medio plazo malogra las consecuciones en la vida: cualquier objetivo que nos suponga temor será evitado y por ello frustrado.

ESTABLECER OBJETIVOS: La depresión se distingue entre otras por la pérdida de interés. Necesitamos tener objetivos o metas. Establecerlos de forma que nos ilusionen será primordial estímulo para superar la depresión y tener afán de superación.

DESARROLLAR LA ASERTIVIDAD: Consiste en la capacidad de “saber decir no” a una petición que es abusiva o a aquella a la que no queremos dar trámite. Se trata de respuesta no violenta frente a una presión, exigencia, solicitud o abuso por parte de alguien.

APRENDER A MEDITAR: Estudios recientes demuestran que ayuda la práctica de la meditación o del mindfulness. Mejoran la capacidad de aceptación y la tolerancia al dolor físico o malestar emocional. Calma la mente y por tanto reduce los pensamientos negativos u obsesivos.

APRENDER A SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS: La vida nos somete a problemas, saber solucionarlos a través de estrategias de solución de problemas puede ser una clave. Saber desarrollar pros y contras para luego poder analizar la solución adecuada a cada situación. Análisis racional del problema para tomar la decisión más adecuada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *