El croissant – TrndyGirls.com

El croissant

Posiblemente seas de los que crees que este producto en forma de media luna es francés. Pues no es asi, tiene su origen en Austria, precisamente en la Viena del siglo XVII.

El croissant debe su nombre a su forma «lune croissant»: luna creciente (traducción del francés).

La historia nos sitúa en Viena en el año 1683, momento en que se produce el asedio de la ciudad por parte del ejército turco-otomano. Las tropas comandadas por el visir Kara Mustafá Pasha (1634-1683) planean una solución para tomar la población protegida por murallas: excavar de noche las mismas para acceder al interior, logrando un efecto sorpresa.

Aconteció que los panaderos trabajan de noche para tener lista su producción al amanecer siguiente y al oír ruidos dieron la voz de alarma evitando la invasión de los turcos.

Para conmemorar aquel momento histórico, el rey Juan III Sobiesky solicitó al gremio de panaderos la producción de un bollo en recuerdo de aquella fecha. Estos como mofa hacia los turcos tomaron la media luna distintiva de su bandera y realizaron la producción del croissant. Imaginariamente comiendo el bollo se comían de un bocado a los turcos.

¿Pero qué tiene que ver Francia y su producto estrella hoy día en todo esto? Pues Maria Antonieta de Austria(1755-1793) se casó con Luis XVI (1754-1793) un siglo mas tarde del asedio  y como buena austriaca llevó a Versalles algunas de sus costumbres, entre ellas el croissant, momento a partir del cual se popularizó llegando hasta nuestros días.

No le ofrezcáis un croissant a un turco para desayunar, se lo puede tomar muy mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *